Miedo patriarcal

No puedo aceptar que esta lacra

me acompañe toda la vida

Así sucede, en el día a día de muchas y tantas mujeres, la reacción, la pausa donde se interpreta la fuerza. Ninguna de ellas, ninguna de nosotras, por el hecho de ser mujeres, tenemos que aceptar la lacra machista.

¿Cuántos ASESINATOS más, se deben sumar a la “campaña” patriarcal, para que se reconozca, que es cuestión de Estado, que nos matan por ser mujeres, que pagamos el diezmo absoluto que es nuestra vida?

Yo tampoco puedo ni quiero aceptar, que mi vida sea, arena entre los dedos. Me paré ante ese desierto, que es mi propio cuerpo, y me he puesto como reto, recoger cada partícula de tierra. Ahora, el mundo, la tierra que aúlla temprano y se duerme en las madrugadas, me pertenece, nos pertenece a nosotras, siempre ha sido nuestro espacio, pero la incontinencia del poder patriarcal, es capaz de miccionar cada terreno, por miedo a olvidar el olor putrefacto, que desprende su rancio poder.

Lo del patriarcado es eso, miedo, a no saber dónde mear.
  • Rosario Cordova

    en muchas ocasiones el miedo no nos deja reaccionar, y no nos permite ver lo grande y poderosas que podemos ser, esta cultura suempre nos enseña que somos poquita cosa, y son tantas las vivencias que cada una de nosotras tenemos en esa rutina que la normalizamos a diario, sin embargo considero que estos espacios nos permiten ver realidades diferentes y adquirir nuevas ideas, hay que continuar reforxando, ilustrando y luchando por liberarnos del miedo ya que este nos paraliza, debemos tenet presente que somos mujeres y ese simple hecho nos hace diferentes y aguerridas, seamos capaces de decirle NO al MIEDO, un abrazo fraternal para tod@s

Deja un comentario