25N. Responsabilidad visible

Me resultó asombroso leer, a pocos días de la presentación, aquello de “voy en tu mismo barco”. Claro error, cuando resulta que yo voy a nado.

Y es que sumarse a un proyecto como lo es, implicarse en la lucha contra la violencia de género, no requiere de navegantes de alta mar, sino de personas que estén dispuestas a caminar en sentido contrario al sistema patriarcal, dispuestas a ser señaladas de provocadoras y sabiendo que la desobediencia es una forma de destapar las mentiras de una sociedad dormida.

Hace unos días, el 10 de noviembre, tuvo lugar, en el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid, la presentación de la segunda edición de Prostitutas del sistema.

Y ese día llegó, envuelto en una presentación cargada de sensaciones, de calor humano, de nostalgia a través del recuerdo, por esas mujeres que ya no están, por las que quedan silenciadas y casi de manera anónima, un encuentro entre la lucha intensa y la fatiga de no saber si el mundo estará en absoluto despierto o soñando.

Está claro que la raíz de esta lucha, se inicia o se debería iniciar, desde el aprendizaje, es decir, forjar y crear una educación, sostenida por el respeto, la igualdad, la tolerancia y el firme entendimiento, que la violencia sólo genera más violencia… y muerte.

Habéis sido vosotros, los cientos de lectoras y lectores, quienes habéis transmitido este mensaje a la sociedad, la necesidad urgente de repoblar las naciones, países y límites de la terrestre esfera, de justicia efectiva; un mensaje didáctico que sostiene cada línea de este libro, donde es el propio lector o lectora, quien se posiciona a ver los hechos desde dentro, desde un ángulo de visión alejado de lo común, pero lleno por completo de lo real, tal real, que resulta difícil cerrar los ojos y pensar que vivimos en un desafortunado sueño.

La violencia de género es la forma más degradante de tratar a la mujer, es una violación de los derechos humanos, una tragedia que ocupa todos los rincones del mundo y un mapa que recorre vidas que terminan en asesinatos.

generar-fuerza

Después de haber compartido este encuentro, sólo me queda decir que resulta reconfortante, encontrase rodeada de esa fuerza, que genera la emoción individual, transformada en responsabilidad común. Porque todas y todos somos responsables en la ardua tarea, de hacer destapar cada blasfemia machista y cada voz silenciada. Porque seguiremos ACLARANDO, que no son mujeres que mueren, sino mujeres que son ASESINADAS.
Esta responsabilidad, queda visible en mi libro.

Gracias a cada una y cada uno de los asistentes, de lectores, de colaboradores, por sumar más fuerza a esa responsabilidad.

Mientras exista una sola mujer maltratada, siempre habrá, prostitutas del sistema.

➤Nota de prensa, publicada en Local Televisión Madrid Centro
  • Josefa

    Muchas gracias. Por enviármelo. Genial Te felicito de nuevo!

  • laura

    Muchas gracias a ti, por brindarme tu compañía, tu acogida, tu fuerza compartida. Un abrazo!

  • Josefa

    No consigo ver las fotos que hizo el fotógrafo. Si tienes un ratito, me las mandaría al correo? Me encantaría verlas. Un abrazo y mucha suerte siempre.

  • Haridian

    muchas felicidades amiga. Otro gran éxito, como siempre te digo espero que consigas muchos más y no lo dudo porque eres una muy buena escritora, gran persona y gran mujer. felicidades amiga! Mil abrazos!

Deja un comentario