Mes: abril 2018

Escapar del mundo

A veces escapamos, no para huir, ni para habitar más profundo, a veces escapamos para respirar y poder seguir vivas. Así sin más, sin ninguna otra trascendencia, sin tratar de ahondar en secuelas que nos hicieron crecer más deprisa. Escapamos para proteger nuestra propia existencia.